miércoles, enero 21, 2009

Gymnasia para el Corazon




El siglo 21 se ha destacado por la preocupación de los seres humanos de mantener una buena apariencia física mediante ejercicios corporales y cuidados de de la piel. La cantidad de productos que prometen un hermoso cabello, una boca sensual, un olor impecable, unos ojos hechizadores llenan los anuncios de nuestra televisión, vallas publicitarias y anuncios radiales.

La gente en las calles, andan preocupadas de no lucir mal y muy dentro de su mundo interno el estrés del día a día. La mayoría ignora los saludos que desde otros mundos le hacen comunes seres humanos.

El servicio se ha sustituido por el interés y están en vía de extinción aquellos que hacen favores sin esperar nada a cambio.

Necesitamos urgentemente un gimnasio donde esculpir nuestro interior, tal vez puedan ayudar: un párrafo de la biblia, un mensaje de superación personal, una película y un libro con valores interesantes que aprender y asi crear una rutina para fortalecer los músculos del alma.

No estaría mal rebajar un poco el mal humor,el prejuicio, el egoísmo, la hipocresía, el chisme, el odio, el rencor y la envidia que tanto deforman el espíritu.

Un Gimnasio para el corazón… ¿Y tu ya comenzaste tus ejercicios?

3 comentarios:

ValEnTiN dijo...

interesante articulo, me ha parecido razonable, muy acertado y escrito con muchos sentimientos en sensura de la hipocresía del siglo.
Muy bien encanto, me gusta cuando escribes asi.
Abrazos inmensos!!!

Vincent dijo...

En la actualidad se buscan satisfacciones rapidas y se gastan mucho dinero en cosas que consideran que le daran la felicidad porque es la forma mas rapida de conseguirla, pero solo temporalmente. Poner el corazon en forma no es facil y se toma mucho tiempo, pero a diferencia de los musculos del cuerpo que se desinflan con el pasar de los dias, el corazon nunca perdera los musculos.

Y si, ya comence a ejercitarme internamente. besos ;)

Ricardo J. Román dijo...

Te faltó una cosa:

La gente se ha convertido en Narcisos por naturaleza. Si ves a una persona con una hermosa camisa y se lo dices, esta persona lo más probable es que se sienta halagado por llevar puesta una camisa bonita. Pero nunca pensará que el halago definitivamente es para la camisa, no para él jajajaja.

Besos.