miércoles, febrero 28, 2007

Un día pa morir





¿Nunca te ha pasado que caminas sin poder caminar, hablas sin poder hablar, resuelves sin poder resolver?


Simplemente "Un día pa morir"



Después de un hermoso trabajo lleno de ajetreo y de muchas cosas, llego a mi casa casi sin vida y le ruego a Dios que los 15 minutos que me quedaban para descansar, me rindieran mas que una sopa de pollo y asi fue, Dios me escucho. Los 15 minutos en los que heche mi pavita de la tarde fueron los 15 minutos mas hermosos de todo el día.


Asi sali a mi clase de pintura y casi sin poder hablar, salude con una sonrisa, oyemeee, que deshidratación tenia...

Como premio, después de la clase me tome un rico Seven Up con hielo.(mmm un masajito sabroso al paladar)


Y asi transcurrio la tarde hasta llegar la noche.


Un día pa morir pero sobreviví!!!


De vez en cuando hay que regalarse uno que otro detallito, para poder avanzar.

1 comentario:

kotto dijo...

mmmmm nada como una seven up! bien helada, para esos días tan raros...

besos querida