viernes, abril 15, 2016

Abandono




Una noche  oscura te abandoné,
abrumada por la ceguera de la niebla y los tormentos
aun escucho los lobos de aquella noche,
 aullando el dolor de aquel momento
entre lágrimas la luna y las estrellas
cantaban al compás de mi sufrimiento
no mire atrás, te deje,
seguí mi camino sin arrepentimientos
Hoy te vuelvo a ver,
tu amor de mis sueños
el fuego renace otra vez
quemándome con los recuerdos
La verdad, nunca te abandoné
pues siempre estuviste muy dentro
siempre te amé
aunque ciega estuve por mucho tiempo